Mejorando lo presente



Mediante el ajuste de niveles, Photoshop nos permite actuar directamente sobre el histograma de una imagen para corregir de una manera intuitiva ciertas limitaciones de ésta. La falta de contraste es un ejemplo típico.

Tomemos esta fotografía de caballos. Una ojeada a su histograma nos confirma lo que ya notamos al verla: muchos medios tonos y carencia de sombras o luces intensas que deberían estar ahí dada la hora del día a la que fue tomada.



Para subsanarlo, abrimos el cuadro de diálogo Niveles [Imagen > Ajustes > Niveles…], que nos muestra el histograma y, debajo, tres reguladores triangulares (uno negro, otro gris y un tercero blanco) que pueden arrastrarse a lo largo de la horizontal del mismo. Estos reguladores indican los denominados punto negro, punto gris y punto blanco, que representan la posición dentro del histograma del negro, los medios tonos y el blanco respectivamente. Desplazar estos reguladores supone reasignar valores tonales a los colores de la imagen. Un ejemplo: si desplazamos el regulador de punto negro hacia la derecha, estamos volviendo negros todos los píxeles que se encuentran entre el extremo izquierdo del histograma y el nivel señalado por el regulador. El efecto del regulador de punto blanco es análogo. El regulador de punto gris desplaza la gama de los tonos intermedios aclarándolos u oscureciéndolos. El desplazamiento se corresponde con unos parámetros que aparecen en la parte superior rotulados como Niveles de entrada que muestran las posiciones de los reguladores a lo largo del histograma. Como cabe esperar, por defecto muestran el valor 0 para la posición del punto negro (luz nula) y 255 para la del punto blanco (luz máxima).



Un ajuste habitual para mejorar el contraste —como en nuestro caso— suele ser desplazar el punto negro y el punto blanco a los extremos de la curva del histograma; lo que estamos haciendo es fijar el valor negro en los píxeles más oscuros de la imagen y el blanco en los más claros.



Vemos que los niveles de entrada han adquirido los valores 51 y 222, lo que significa que estamos descartando los 51 niveles de sombras y los 33 niveles de luces que estaban sin utilizar. Como consecuencia, el histograma se reconfigura eliminándose estos huecos y distribuyéndose proporcionalmente los tonos a todo lo largo del gráfico.