Por los tobillos


Serie PROFUNDIDAD DE COLOR / 3

Una vez comprendida la noción de profundidad de color, vamos a echar un vistazo a otras “profundidades” menores que dan lugar a modos de imagen diferentes al RGB; conocerlas nos permitirá familiarizarnos con una terminología que más tarde nos ayudará a comprender procesos más complejos. Por lo que sabemos, la profundidad de color depende tanto del número de canales que posea la imagen como del número de bits por canal —que indica la cantidad de información de color que se puede almacenar en cada canal de un píxel—. Podemos, pues, utilizar estas magnitudes para establecer una clasificación sencilla. Empezando por lo conocido...

3 canales x 8 bits/canal = 24 bits/píxel (16.777.216 colores)
Color verdadero, se corresponde con los modos de color RGB y Lab (del que hablaré en una próxima entrada).



1 canal x 8 bits/canal = 8 bits/píxel (256 colores)
Se corresponde con los modos Escala de grises y Color indexado, dependiendo de si la paleta de 256 colores se dedica a una escala de luminosidad que va del negro al blanco (pasando por 254 tonalidades de gris) o se llena con 256 tonos de color elegidos bien por el usuario, bien de forma automática por la aplicación utilizada.


Nótense las bandas que se forman en el fondo desenfocado de la imagen debido a que los 256 colores no son suficientes para asegurar la continuidad de los tonos.


Imagen en escala de grises.

1 canal x 1 bit/canal = 1 bit/píxel (2 colores)
Blanco y negro, se corresponde con el modo de color Mapa de bits.
Sólo el blanco y el negro están permitidos, de manera que los colores originales de una imagen (en otro modo) que se transforme en mapa de bits serán convertidos en uno u otro dependiendo de su luminosidad —los “claros” en blanco y los “oscuros” en negro—. Esta transformación se puede realizar mediante diferentes métodos para dotar a la imagen resultante de cierta nitidez.
Es necesario distinguir el uso que aquí se hace del término “mapa de bits” del más generalizado, que designa cualquier archivo de imagen digital.


Mapa de bits conseguido mediante el método tramado de difusión.


Aquí el método ha sido el de 50% de umbral.

Ni que decir tiene, a la vista de los ejemplos, que ninguna de las profundidades de color (ni sus modos correspondientes) son aptos en la práctica del diseño gráfico para impresión, a no ser en el proceso para conseguir un cierto efecto.