A sus aires



PETER SAVILLE
1955 : Manchester . Reino Unido


ste hombre es la muestra de que estar en el momento adecuado cerca de las personas propicias puede dar un empuje trascendental a tu carrera —nunca me cansaré de decir que hay que “estar” y hacer contactos—. Moviéndose por el mundo musical británico de finales de los setenta, hace su primer cartel para un evento cuyo promotor cuenta más tarde con él para diseñar el libreto del disco que recoge algunas de las canciones de los intérpretes implicados. Cuando el mismo tipo funda después un sello discográfico, Saville se convierte en su director artístico. Si en ese sello graban los Joy Division y New Order de aquella época, ya estamos en lo más alto.

El contraste reside en que Peter Saville nunca ha estado demasiado contento ni ha durado mucho en ningún sitio. Mientras se le permita trabajar con independencia todo va bien, pero siempre se ha alejado tanto del bullicio comercial de la música —para la que ha desarrollado una gran parte de su trabajo— como del corporativismo (bien y mal entendido) de los profesionales del diseño. En varias ocasiones ha dicho que no le interesa el diseño gráfico en sí, sino como parte de la realidad concreta a la que sirve en cada momento. Le hastía el mercenario que todos tenemos que ser en algún momento (o casi todo el tiempo, cuando quieres poder comer todos los días de esto), pero él ha podido permitirse esa actitud. Como anécdota decir que la exposición de su trabajo que puede verse en el londinense Museo del Diseño no pudo contar con material promocional diseñado por él debido a su “imposibilidad” de cumplir plazos de entrega.

Basa su obra en el primer impacto que producen, bien una imagen convenientemente manipulada —incluso alcanzando la abstracción geométrica—, bien una maqueta sencilla, muy clásica en cuanto a composición, casi siempre al abrigo de elementos lineales de gran tamaño (caracteres muchas veces) y el uso básico del color para transmitir las diferentes sensaciones. No esconde nada detrás, pero es que lo que hay delante es mucho. Me refiero a su trabajo… y a él.


« Peter Saville « Si te gusta la música de los ochenta es difícil que no tengas más de un trabajo suyo