La trama de impresión


Serie LA TRAMA / 1

as grandes tiradas de documentos se imprimen mediante un proceso denominado offset. Como ya sabemos, para reproducir los colores de cualquier proyecto impreso se utiliza el modelo CMYK, por lo que las máquinas de impresión van a utilizar las cuatro tintas —cian, magenta, amarillo y negro— en proporciones variables para reproducir todos los demás colores. Pero, ¿cómo se mezclan esas cuatro tintas para reproducir, por ejemplo, los tonos continuos de una fotografía? Nuestra experiencia con las impresoras domésticas nos ha descubierto que éstas usan multitud de diminutos puntos de tinta que, vistos desde cierta distancia, crean la ilusión óptica del suave degradado de azules de un cielo o la delicada semitransparencia de una botella.

Pues algo parecido, ya que se utilizan tramas de puntos alineados. Veamos cómo se “descomponen” los tonos de una imagen monocroma en su correspondiente trama de semitonos, que tal es su nombre.



Distinguimos una trama de puntos que nos recuerda al aspecto de las fotografías de los periódicos. En efecto, los diferentes tonos de gris se corresponden con puntos de diámetro variable cuyos centros son equidistantes.



De manera análoga, la descomposición de una imagen en color se hace mediante cuatro tramas correspondientes a los cuatro colores primarios de impresión (tanto en el anterior ejemplo como en éste el tamaño de los puntos se ha exagerado para mostrar las tramas).



Si nos fijamos en la lengua del felino podemos distinguir que la trama magenta está inclinada. En realidad las cuatro tramas se disponen en ángulos diferentes para que su interacción “engañe” al ojo y no revele el mosaico de puntos que compone la imagen. Generalmente, los ángulos de trama correspondientes a cada color son: la de negro a 45º —el color más intenso se coloca en el ángulo menos obvio para el ojo humano—, la de cian a 15º, la de magenta a 75º y la de amarillo a 0º.



Otros ángulos son también posibles; lo que hay que evitar es que una mala elección de los ángulos haga aparecer el llamado efecto muaré: una interferencia de las tramas que muestra antiestéticas retículas, más visibles en zonas de la imagen con color homogéneo.


izq. Efecto muaré consecuencia de ángulos de trama incorrectos | der. Ángulos correctos