Configuración de las palas



e lo expuesto en la anterior entrada podemos sacar un par de conclusiones. La primera es que los folletos en los que la planificación del formato va a ser más sencilla son aquellos plegados en acordeón, es decir, en los que los pliegues van alternándose en sentido. En este caso todas las palas miden lo mismo, ya que ninguna queda envuelta por las demás.



La segunda es que cuantas más palas posea un folleto envolvente menores tendrán que ir siendo “hacia dentro”, es decir, a medida que vayan siendo envueltas. Véanse en la ilustración inferior las medidas en milímetros para un libreto de CD envolvente de seis palas.



El cálculo se complica en los folletos con pliegues cruzados, en los que éstos se alternan horizontal y verticalmente. La confección de una maqueta con una simple hoja de papel será útil para calcular las disminuciones de medidas necesarias. En estos casos, además, hay que contar con que el resultado final se verá afectado por el cruce de los pliegues, en especial, las esquinas exteriores por su cara interna, que sufrirán un deterioro considerable tanto por su situación como por el hecho de que varias capas de papel impiden desde dentro su correcto plegado.


« Por más cuidado que tenga la imprenta y por adecuado que sea el papel, este folleto de tres pliegues cruzados muestra una inevitable deformación en el interior de su esquina más "sufrida".