Ubicación del contorno


Serie TRABAJO CON CONTORNOS / 2

n los programas de diseño vectorial, el contorno de un objeto es una línea que coincide con el borde del mismo y al que se le puede asignar un grosor —entre otros parámetros—. La magnitud del grosor, en principio, se extiende en ambas direcciones desde el borde del objeto; es decir, en un contorno que tenga 6 unidades de grosor, 3 de esas unidades tienden hacia el exterior del objeto y otras 3 hacia el interior. Esto supone un problema, ya que los contornos gruesos pueden ocultar partes importantes del relleno de un objeto. Para evitarlo existen diferentes vías.



CorelDRAW, por ejemplo, permite colocar el contorno por detrás del relleno. La parte “interna” del contorno —la que cubriría parte del relleno— es la que queda oculta. Sólo hay una pega: como la mitad del grosor queda oculta, si queremos que sea visible un contorno de 6 unidades, deberemos aplicar un grosor real de 12: 6 visibles y 6 ocultas.



Por su parte, Illustrator (y demás aplicaciones vectoriales de Adobe) permite alinear el contorno al borde del objeto (“centrado” en él), por fuera o por dentro del relleno.



La alineación exterior permite mostrar el relleno al completo, mientras que la alineación interior es útil cuando la ocultación de relleno no es tan importante como la correcta visualización del resultado de una operación de alineación entre objetos, sin que el grosor del contorno lo falsee ópticamente.